Un toque de rojo

Salón con cocina integrada, compuesto por un sofá chaislonge en forma de U tapizado en crema. En el centro, original mesa cuadrada de color blanco. Al fondo de la estancia, un gran ventanal cubierto con cortinas blancas ilumina la mesa rectangular blanca combinada con las sillas rojas de respaldo alto.