Verde y blanco en tu salón

Una pareja perfecta en decoración: el verde y el blanco. La discreción, luminosidad y calma que trasmiten los blancos y tonos claros de este salón permiten ceder protagonismo y realzar la alegría de elementos tan simples, pero diferenciadores. Como lo es el revestimiento mural de la columna que interpreta un cálido verde.