Zona de fuegos de la cocina

Un apasionado del mar necesita un lugar tranquilo junto a él, un espacio con el equilibrio de lo puro, que transmita todas las sensaciones de un Mediterráneo sereno. Cerca del mar las cosas se ven con otra perspectiva y se intenta captar el olor de las olas, como si el agua del mar fuera a mojarnos los pies en la cocina en cualquier momento... La cocina de Lluis se presenta como un lugar donde poder disfrutar del paisaje, solo o acompañado, descalzo o vestido para la ocasión y que transmita, a quienes la visitan, la pasión por el Mediterráneo, su color, sus aromas, su calma o su fuerza.