Una casa a prueba de juguetes

Una casa a prueba de juguetes

Teníamos un piso de 70 m2 en pleno Eixample barcelonés que debíamos reformar para hacerlo a prueba de los juguetes de Joaquim (4 años). Sus padres, un diseñador industrial y una profesora de idiomas nos hicieron el encargo. Y fue muy, muy divertido. Aquí tienes la historia.

Reproducciones originales y clásicos del diseño industrial

Diseñar para otro diseñador puede ser complicado, pero en este caso dio pie a lo lúdico y la diversión. Así tuvimos la oportunidad de plantear preguntas que, como las de los niños, pueden resultar incómodas: ¿Puede la 'sacrosanta arquitectura' ser un mero telón de fondo tras los verdaderos y protagónicos objetos de diseño? ¿Cómo puede el fondo devenir en figura sin dejar de serlo? 

Las respuestas son claras, prácticas y sencillas como esta casa: ¡Si! Un telón de fondo luminoso pulcro y cómodo, que mediante aleatorias y potentes manchas de color, se transforma en objeto, marco o fondo según el momento, el encuadre y el foco con el que se mire.

Es, en definitiva, un piso del Eixample barcelonés que se abre abre hacia los raudales de luz que entran por las ventanas. Un vacío acogedor, funcionalmente resuelto para albergar y dar protagonismo a una pequeña pero interesante colección de piezas de mobiliario, arte y literatura curada por los jóvenes propietarios. 

Lo más valioso que han conseguido entre los dos, no son sin embargo, las reproducciones originales que cuelgan sobre las paredes, ni los clásicos contemporáneos del diseño industrial que salpican la monocromática amplitud del los espacios recién integrados, sino Joaquim, hijo de ambos, que con apenas 4 años ha conseguido colonizar todas las estancias de la casa con un montón de trastos seguramente menos costosos pero mucho más coloridos, resistentes y divertidos.

Sol mediterráneo y trabajo

El rincón de trabajo que originalmente era aburrido y sin magia ...

Se transformó en un rincón agradable, abierto al sol mediterráneo. Una oficina sin puertas que se comunica con el salón libremente. Un marco en el muro en verde pistacho (¿o amarillo?) es la señal que conduce de una zona otra.

Fogones en blanco y amarillo

La cocina, anticuada, oscura y sin gracia ...

Desapareció para hacer hueco a una nueva cocina amplia, luminosa, práctica y abierta al comedor. Un espacio funcional con toques de alegría que vienen en amarillo sobre el azulejo blanco metro tile de Neocerámica.

De la cocina se pasa al comedor sin puertas. Todo el espacio se comunica libremente bajo un blanco protagonista que dialoga cómodamente con el pavimento de madera de roble de Studio parquet. Un suelo que también es hilo conductor porque es el mismo material utilizado en la cocina.

Dormitorio en blanco y verde

El blanco reina hasta en el dormitorio, aunque un tono verde se ha colado por una de las esquinas para dar un toque de alegría y paz en la zona de descanso de la casa.

Fotografía: Vicugo Foto.

 

COMENTA, OPINA Y/O PREGUNTA


Adjunta tus fotos

2 preguntas

Juanalberto
Juanalberto Hace 4 meses

Una casa a prueba de juguetes

Excelente casa, es muy bonita y realmente acogedora.


Juana
Juana Hace 5 meses

Una casa a prueba de juguetes

La de la tercera foto es como la de http://www.casasdemaderaplus.com/?

Juana
Juana Hace 5 meses

Casas de madera


¿eres profesional de la decoración?

ANÚNCIATE GRATIS