Alfombra Aimín

Alfombra tejida a mano. Lana del país 30% lana de Nueva Zelanda. Muy resistente al uso. La lana de Nueva Zelanda es el máximo lujo entre las lanas lo que le convierte en un candidato perfecto para la fabricación de alfombras. Es increíblemente fuerte y resistente. Envejece con elegancia y se renueva a sí misma con el paso de los años, manteniendo sus colores vivos y su suavidad. La lana de Nueva Zelanda es … La lana más blanca, limpia, pura y natural del mundo, lo cual garantiza una saturación y continuidad de color maravillosas al teñirla; ideal para aislar el sonido y el calor y de esta forma aumentar el confort y reducir los gastos en calefacción; retardadora de llamas de fuego. La fina membrana que cubre la fibra evita que el agua penetre en ella, pero le permite absorber humedad en forma de vapor. Este alto contenido en humedad, por un lado, y los componentes de la proteína de la fibra, por el otro, la convierten en retardadora de llamas de fuego; resistente a la suciedad, gracias a su habilidad para repeler líquidos. Además, las escamas superpuestas que forman la estructura microscópica de la lana de Nueva Zelanda mantienen la suciedad y el polvo cerca de la superficie, donde pueden limpiarse fácilmente con la aspiradora; resistente al peso y al aplastamiento causado por objetos, debido a la capacidad de recuperación y a la elasticidad de sus fibras; capaz de absorber y purificar los contaminantes en el aire. Así mejora la calidad del aire en el interior y ayuda a respirar mejor.

Este producto aparece en

Salón