Casa San Cugat

La vivienda, que nace con el objeto de generar el mínimo impacto ambiental sobre el entorno, ha creado un ambiente saludable según unos criterios de construcción radicalmente nuevos y responsables. Uno de los elementos clave de la obra ha sido la utilización de muros y radiadores de arcilla ecoclay en parte de los acabados interiores por sus características beneficiosas. Y es que las arcillas ecoclay obtenidas en un yacimiento de Teruel, son un material sostenible 100% natural, que se caracterizan por sus innumerables ventajas para la salud ambiental y su capacidad de integración en la naturaleza. Además de permitir aislar perfectamente la vivienda estas arcillas son fonoabsorbentes y regulan la humedad relativa de las diferentes estancias.