Revestimientos

(86)

Nueve Ideas para Decorar las Paredes de tu Casa


Cuando nos enfrentamos a la decoración de una pared en blanco solemos tener una leve sensación de pánico. Pero piénsalo bien: es una oportunidad para reafirmar tu estilo. Y tienes múltiples herramientas para expresarte: pintura, papel, cuadros, DIY ... ¿A qué esperas?

Existen infinitas composiciones de colores, materiales y objetos para decorar paredes. Busca una que armonice con la estancia que quieres decorar y ejecútala. Estas claves te ayudarán a conseguir tener la pared que quieres y que, sobre todo, refleje tu personalidad.

1.- Decide dónde intervenir

El principal problema que se nos presenta es qué paredes decorar y cómo hacerlo. Si no estamos seguros lo ideal sería empezar por una pared exenta y continua, es decir, sin puertas o ventanas que la interrumpan.

2.- Saca las entrañas de la pared

Podemos dejar al descubierto los materiales originales de los muros. Sillares de piedra, ladrillo caravista o vigas de madera, a veces están escondidos sin nosotros saberlo.

Son en sí mismos maravillosos elementos decorativos a destacar sin dudarlo un momento. Le darás a tu hogar un toque muy chic.

3.- Deja la pared limpia

¿Por qué no? Tal vez sea la mejor opción. Es lo primero que debes plantearte. Una pared vacía, libre de muebles o cuadros.

Esta solución suele dar sensación de amplitud y serenidad a una estancia. Sobretodo en habitaciones muy amuebladas, los vacíos son importantes elementos compositivos.

4.- Haz de la pintura tu aliada

Más allá de lo que ya conocemos que es capaz de hacer una buena mano de pintura, una idea divertida es pintar una pared con pintura de pizarra. En un dormitorio para que jueguen l@s niñ@s o en espacios comunes como la cocina o el pasillo. Tendremos una pared cambiante donde dibujar o escribir nuestros mensajes favoritos.

5.- Recurre al papel pintado

Vuelve a estar de moda y viene con propuestas muy interesantes. Efectos ópticos, motivos concretos, combinados con pintura o clásicos setenteros.

Existen infinitos diseños muy originales y que pueden llegar a tener mucho protagonismo en tu decoración. Arriésgate, todo es reversible!!

6 Crea tu propia composición de objetos

Además de utilizar composiciones más habituales de conjuntos de cuadros, podemos combinar pinturas o láminas con tapices, apliques, figuras …cualquier cosa que te guste es válida.

Lo bueno de colgar un objeto es que lo puedes retirar fácilmente cuando te canses de él. Pero hazlo con coherencia, pensando bien la disposición y las proporciones de cada elemento.

Incluye los muebles que apoyan en esa pared, si existen, y hazlos formar parte de la composición. Piénsalo como un todo. Podrás agruparlos de varias maneras o elegir un solo elemento que tome todo el protagonismo en el paramento.

7.- Atrévete con los murales

A menudo vemos en nuestras calles graffittis sorprendentes que nos llevaríamos a casa. Conseguirás así un estilo urbano a tu casa o puedes buscar otro diseño más personalizado en ti o en tu modo de vida.

Si tú no te atreves a dibujarlo contrata a un profesional que te lo ejecute. Tendrás tu propia obra de arte en casa.

8.- Márcate un vinilo

Al igual que con el papel pintado, cada vez existen más diseños hechos con vinilos. El mercado ofrece ya gran variedad de ellos. Son económicos y fáciles de instalar.

Además, puedes hacer tus propios diseños. Dibujos, frases célebres, fotografías…cualquier cosa la puedes pasar a vinilo y así instalarlo en tu estancia favorita.

9.- Levanta un muro de espejos

Puedes organizar una original composición con varios espejos, de tamaños, modelos y épocas diferentes. Si también posees algunos marcos sin utilizar, los puedes recuperar para que formen parte del conjunto.

Colócalos en la pared del baño o de la entrada y resáltalos pintando la pared sobre la que apoyan con un color oscuro. Quedará muy elegante.

Materiales de construcción