Slow Chair

Para su voluminoso sillón, Ronan y Erwan Bouroullec utilizan un tejido de punto extremadamente resistente que se ajusta de forma precisa a la estructura del sillón como si fuera un guante. Este revestimiento de punto proporciona a la Slow Chair una comodidad mullida y ergonómica, incrementada por los finos cojines del asiento y el respaldo. En el cuarto de estar o en el jardín, la Slow Chair de Vitra se presenta agradablemente elegante, pero sin comprometer un alto nivel de confort.

Este producto aparece en

Salón comedor