Como Reformar y Decorar tu Local Comercial

Cuando tienes un negocio o quieres crear uno nuevo, tu principal prioridad es conseguir que tus clientes se sientan a gusto durante el tiempo que pasan allí, y que eso pueda convertirse en beneficios. Ya sea para captar la atención de nuevos clientes, o para seguir cuidando a los de siempre, es bueno darle un cambio de aires a tu local. Además, puedes aprovechar para hacer tu día a día más fácil mejorando la disposición del espacio y aportando amplitud.

Existen dos tipos de reforma: integral (si se van a modificar elementos estructurales de la edificación) o parcial,  si por el contrario, solo se van a realizar añadidos o cambios superficiales, como acondicionamiento para adaptar el local a las nuevas normativas, por ejemplo, de movilidad.

¿Por dónde empiezo? ¿Qué necesito saber?

En cualquier caso, para lanzarte a ello necesitarás tener en cuenta algunos conocimientos básicos ya que te asaltarán varias preguntas: ¿qué documentos debo conseguir?, ¿cuáles son los requisitos técnicos?, ¿cómo se contabiliza y se amortiza?, ¿qué pasa con el IVA?, ¿cuánto me va a costar?, ¿será rentable?. En este artículo damos respuesta a todas estas cuestiones, tanto para locales en propiedad como alquilados. Y te contamos, además, qué es el interiorismo comercial, para que aprendas cómo decorar tu local comercial de manera inteligente para favorecer las ventas.

Documentos y licencias para la reforma

  • Proyecto de actividad: documento en el que conste que la actividad a realizar y las instalaciones cumplen con la normativa. Debe estar firmado por un profesional competente y autorizado por la Administración.
  • Licencia de obras: este permiso es aprobado a nivel local, por lo que la solicitud se realiza en el ayuntamiento, donde se debe entregar el plano catastral y una fotocopia del DNI. Es necesario previamente obtener el proyecto de actividad.
  • Plan general urbanístico o plan general de ordenación urbana: indica la clasificación de uso del suelo y depende de la Administración Pública. Es interesante tenerlo en cuenta ya que algunos terrenos o espacios no pueden destinarse para determinadas actividades. En establecimientos a nivel de calle, se suelen destinar a actividades comerciales.
  • Certificado O.C.A (Organismo de Control Autorizado): verifica que la instalación eléctrica se ajusta a la normativa. Para ello, una consultora externa debe realizar una inspección.
  • Licencia actividad o de apertura: documento final para poder iniciar la actividad. Para obtenerlo, es necesario presentar el Certificado de Final de Obra y el Certificado O.C.A. En el caso de que la actividad que se vaya a realizar sea la misma, habrá que realizar únicamente el cambio de titular de la licencia, mientras que si se cambia de actividad se solicitará un cambio de licencia y, por último, se solicitará una licencia nueva si es la primera vez que se destina a ese tipo de actividad en concreto.
  • Ley accesibilidad: se regula a nivel local, por lo que depende de la ubicación habrá que tener en cuenta una normativa u otra. Generalmente, existe un tamaño mínimo en metros cuadrados para su aplicación y se busca que una persona en silla de ruedas pueda transitar por todas las estancias del establecimiento, incluida la entrada, donde se deben evitar escalones.

En materia de accesibilidad, los locales en bruto donde nunca se ha realizado ningún tipo de actividad, pero que fueron construidos antes de la implantación de nueva normativa, deben acogerse a ella estrictamente; excepto aquellos que ya se consideraban locales comerciales, por lo que gozan de mayor flexibilidad al aplicar la normativa para el acondicionamiento. Esta información está recogida en el Código Técnico de Edificación.

  • Ley protección contra incendios: imprescindible establecer un recorrido máximo de evacuación: 25m hasta la salida al exterior, por lo que habrá que diseñar salidas de emergencia si fuese necesario.
  • Otros requisitos en las instalaciones: es obligatorio insertar un sistema de ventilación y climatización, teniendo que respetar los niveles establecidos para la altura del techo si se mete un sistema de conductos.
  • Memoria descriptiva: documento en el que se incluye la información sobre el proyecto. Debe incluir aspectos como: quién solicita la reforma (promotor), quién la va a supervisar y realizar (arquitecto y empresa), tipo de actividad, características del establecimiento (ubicación, tamaño, clasificación de uso del suelo), finalidad de la obra, materiales a utilizar, presupuestos o normativas aplicadas. Es necesario entregarla, por ejemplo, cuando se solicitan subvenciones para el proyecto.

 

En el caso de locales arrendados, es conveniente revisar el contrato de alquiler para comprobar que las cláusulas no lo prohíben. Además, es recomendable informar a los dueños de la obra que se va a realizar para confirmar nuevamente que no tienen ninguna objeción o petición especial al respecto que deba respetarse, como puede ser mantener la estructura del establecimiento o la fachada.

Boceto de Laube Studio

¿Cómo contabilizar, amortizar y aplicar el IVA de la reforma?

Contabilizar la reforma se realiza de manera diferente en función de si el inmueble está alquilado o en propiedad. 

Antes de explicar ambas situaciones, es conveniente aclarar la diferencia entre considerarlo como gasto o como inmovilizado. Siendo gasto, tiene la ventaja de que lo puedes deducir en un año, sin embargo, conlleva que debes soportar el gasto también en ese mismo ejercicio y, por consiguiente, afecta al resultado contable de la empresa. Ahora bien, considerarlo inmovilizado aporta la ventaja de repartir el gasto en varios ejercicios, pero implica que ese gasto se amortice también a lo largo de varios años vía amortización.

En el caso de locales alquilados, solo se aplica como gasto corriente a los arrendamientos operativos, es decir, no se incluyen los leasing. Y el periodo de amortización será el menor entre: la vida del inmueble y el periodo de arrendamiento por contrato. 

Por otro lado, en los locales en propiedad, forma parte del precio de adquisición cualquier gasto incurrido hasta la puesta en funcionamiento. Si se trata de una reforma por renovación, mejora o ampliación del inmovilizado, los costes serán considerados mayor valor del inmueble, siempre y cuando suponga un aumento de su capacidad, productividad o alargamiento de la vida útil; por lo tanto deben ser amortizados de igual manera que se aplica al inmueble. Se considerarán gastos corrientes aquellos destinados a reparación y conservación.

El IVA se aplicará de manera habitual sobre los gastos realizados, atendiendo al tipo del 21%.  El tipo reducido de IVA del 10% solamente es aplicable en determinadas situaciones, destinadas a viviendas, por lo que en ningún caso se aplica a las reformas de locales comerciales.

Decoración virtual en tienda de ropa, de HolaPisos

¿Resulta rentable la reforma de un local comercial?

Las inversiones en reformas resultan rentables siempre que vayan acompañadas de una estrategia donde se definan el objetivo, el presupuesto y los plazos. Lo ideal es conseguir rentabilizarlo en el menor tiempo posible, por lo que se busca conseguir un aumento de las ventas, estimuladas a través de la reforma y la decoración, de manera que empecemos a obtener beneficios cuanto antes una vez recuperada la inversión.

Es fundamental centrarse en la eficiencia en los tiempos de ejecución, puesto que cuanto antes se termine, antes podremos comenzar con nuestra actividad, aunque sin dejar de lado la calidad.

Además, es esencial buscar la eficiencia en el proyecto de la reforma, optimizando los recursos a largo plazo. La mejor forma de hacerlo es escoger alternativas que permitan reducir el consumo energético, como por ejemplo, instalar ventanas más amplias y con doble acristalamiento para aprovechar los recursos naturales permitiendo que entre más luz solar y calor, a la vez que ganamos visibilidad desde el exterior, atrayendo mayor clientela; o también, podemos colocar pladur para revestir paredes o techos y así ayudar a mantener la temperatura interior.

Coste desglosado de la inversión

El precio de la reforma oscila entre los 15.000€ y 50.000€. Poniendo un tamaño de local de 100m2, el precio está en torno a los 20.000€. En las reformas integrales, el presupuesto se desglosa en las siguientes partidas principales:

    • Cerramiento exterior de la fachada: desde 1.850€
    • Tabiquería y trasdosados: desde 2.000€
    • Acabados (suelos, falsos techos, paredes): desde 7.000€
    • Carpintería (puertas y ventanas): desde 1.250€
    • Fontanería y saneamiento: desde 1.000€
    • Instalación eléctrica y telecomunicaciones: desde 3.000€
    • Ventilación y climatización: desde 2.800€
    • Instalaciones contra incendios: desde 430€
    • Mano de obra: desde 1.200€
    • Asesoramiento técnico y gestión permisos: desde 1.100€

TOTAL: 21.630€

A este precio aproximado, hay que sumarle la cifra que quieras destinar a mobiliario y decoración.

Locales convertibles a vivienda

Convertir tu local en una vivienda es una alternativa que ha surgido recientemente y está teniendo mucho impacto. El principal motivo es que supone una salida a aquellos locales que no interesan más como negocio. 

Además, ofrece opciones muy versátiles para diseñar una vivienda ¿tienes curiosidad por saber cómo queda el resultado final o qué implicaciones tiene el cambio? En este artículo te mostramos el antes y después del inmueble, junto con algunos consejos que necesitarás tener en cuenta si quieres llevarlo a cabo.

Decoración de tu local comercial

Elementos fundamentales en el diseño

Es muy importante tener siempre presentes 3 elementos a la hora de diseñar tu local comercial. 

  1. Transmitir la imagen de la empresa. Es imprescindible cuidar la primera impresión que tiene el cliente, puesto que la sensación que le transmita va a determinar la decisión de comprar únicamente lo necesario e irse, o de pasar más tiempo deteniéndose en todo lo que ofrece el establecimiento, tanto los productos como el ambiente.

Hacer que los clientes se identifiquen con la esencia de la empresa es un objetivo fundamental. A través del diseño, vamos a mostrar la identidad corporativa, la marca. Esto incluye los valores, y conectar en ese aspecto es algo que los clientes tienen muy en cuenta para elegir dónde comprar y, lo más importante, dónde volver.

  1. Óptima distribución del espacio. El objetivo es dar facilidades para que los clientes puedan acceder sin problema a cualquier producto o zona del local, de manera que no suponga un esfuerzo desplazarse, que no se vean obligados a esquivar objetos y que no se aglutinen en zonas de alto tránsito. Para sacar el mayor partido a tu local, debes identificar esas zonas calientes y dejar un espacio más despejado para favorecer el flujo.

Decoración virtual, de Agencia Mediterránea

Si vas a hacer pasillos, deberás tener en cuenta que cuanto más amplio, más margen de movimiento tendrán tus clientes para circular y evitarás la sensación de agobio, por lo que más tiempo pasarán entre ellos, y habrá más posibilidad de que compren otros artículos.

En este punto, hay que considerar el espacio de almacenaje, es conveniente organizarlo de manera estratégica y aprovechando al máximo cada milímetro, ya que el espacio disponible para el público estará en función de lo bien que distribuyas la disposición de productos.

  1. Máxima comodidad y experiencias para el cliente. El diseño debe establecerse pensando en el cliente. Independientemente del tipo de negocio, las zonas de descanso donde poder parar y sentarse siempre son bien recibidas y los clientes lo agradecen. Además, prestar atención a los pequeños detalles ayudará a que se sientan más cuidados y que se relajen. Con ello, generarán un sentimiento positivo hacia el establecimiento y la empresa. 

Javier Sol Interiorismo

Cada vez, va adquiriendo más relevancia la experiencia que acompaña al cliente en la compra, implicando cualquiera de los cinco sentidos para despertar emociones e incluso, evocar recuerdos. Esta interacción es algo que debe cuidarse con mayor motivo en la sociedad actual donde cualquier compra se puede realizar por internet y, aunque siempre es conveniente combinar los canales online y offline, este tipo de espacios dentro de tu establecimiento ayudarán a diferenciarte y a que los clientes incluyan tu establecimiento como actividad que disfrutar en su tiempo libre o, al menos, como parada obligatoria en su rutina. 

Para ganar puntos en este aspecto, puedes utilizar la iluminación para hacer atractivo el ambiente, a la par que acogedor. Juega con el color de la luz y su intensidad para resaltar las zonas o productos que más te interesen. Es recomendable dar prioridad a la luz natural y combinarlo con la luz artificial. En locales comerciales pequeños, utilizar adecuadamente la iluminación combinada con espejos, ayuda a crear una sensación de mayor amplitud en cada espacio.

Casa Amalia, de KOMBU Design

El interiorismo comercial es una herramienta de ventas que integra 3 áreas: el diseño, el marketing y la arquitectura, combinadas para crear en cada establecimiento ese valor añadido que le diferencia del resto. Todo ello se consigue gracias a poner el máximo esfuerzo en cumplir con los tres elementos principales: transmitir la imagen de empresa, óptima distribución del espacio, y máxima comodidad para el cliente. Se aplica el diseño de manera inteligente para, a través de ello, incrementar las ventas y la fidelización de los clientes.

En Espaciodeco, contamos con los mejores profesionales para ayudarte y aconsejarte en la decoración de tu local comercial. Independientemente del tipo de negocio, te acompañarán en el diseño desde la planificación hasta el último retoque para crear el ambiente ideal en tu establecimiento.

Estilos y tipos de material adecuados

Ahora viene la parte creativa, si no sabes cómo o con qué materiales decorar tu local comercial, aquí te propongo algunas ideas para que el resultado sea un ambiente con estilo, elegante y acogedor. Da igual el tipo de negocio que tengas: hostelería, restauración, comida rápida, tiendas alimenticias, ropa infantil, zapatos…incluso en oficinas, siempre puedes diferenciarte gracias a la decoración. Las principales tendencias son:

Estilo vintage

Los elementos de decoración son muy coloridos con estampados de aves principalmente y de hojas, sobre todo de palmeras. Esto lo aplican también a los textiles y las paredes, donde es muy característico utilizar el empapelado. Se emplea a menudo el dorado o latón combinado con terciopelo, consiguiendo un toque sofisticado. El mobiliario es ligero, colocando muebles pequeños y versátiles con bordes de líneas rectas, y es muy habitual restaurar muebles antiguos dándoles un nuevo aire. El resultado es una sala refrescante y liviana.

Taberna, de Interiorismo Trinidad

Estilo moderno

Se utilizan elementos decorativos grandes para que capten la atención. Además, se escogen objetos con diferentes materiales, ya sean jarrones de cristal, lámparas de mimbre, puffs de lana, etc. La clave está en saber combinarlos para que no quede un ambiente recargado.

Eurofirms, de A touch of class

Estilo rústico

Perfecto para amantes del campo que buscan la conexión con sus clientes a través de la naturaleza. Siempre puedes escoger tonos beige, marrones y verdes. En los textiles se aplican motivos florales y de montaña, también con animales de monte o de granja. Es muy característico de este estilo los muebles robustos con madera noble (roble, cerezo, nogal, etc.) labrada para crear distintos dibujos, vigas para el techo, las paredes de piedra y suelos de barro, con mosaicos o madera que, si lo prefieres puedes poner de imitación. Los elementos decorativos también de barro, cerámica, pieles, lecheras antiguas o, incluso, puedes colocar artilugios antiguos restaurados que se empleaban en las labores de la tierra.

Brunch en Barcelona, de DyD Interiorismo

Estilo industrial

Para transmitir este estilo puedes hacer uso del ladrillo visto, vigas hierro, tuberías y todo tipo de material de construcción, incluso decorado, como pueden ser barriles. Se emplean como elementos decorativos bicicletas, motos antiguas o partes de locomotoras, también relojes o cualquier mecanismo donde se aprecien sus engranajes y algún foco tamaño grande. Es común es locales con techos altos puesto que se asemejan más a naves. Muebles de madera en bruto, incluso troncos, y un sofá en cuero no pueden faltar.

Local en Lugo, de Andrea Cubas

Estilo marinero o costero 

Está muy marcado por trenzados y nudos emulando las redes de pescadores, y por cualquier objeto que se pueda encontrar en la playa como partes de animales, conchas, estrellas de mar y piedras peculiares. También por elementos decorativos con formas de peces o estampados relacionados con la vida marina y con barcos. Se utiliza generalmente el mimbre, madera desteñida o clara, y los tonos azules, blancos y arenosos.

Fuente: pinterest

Da igual el objetivo que busques, las plantas es algo que no debe faltar, ya sea en grandes macetas para que capten la atención de la sala, en pequeños jarrones o, incluso, colocando jardines verticales, siempre van a crear un ambiente cálido y acogedor en tu local. Si consideras que es mucho trabajo y prefieres escoger plantas artificiales, debes asegurarte de que queden lo más realistas posible.

Recuerda que la esencia está en los detalles. En este artículo puedes saber más sobre cuánto cuesta contratar un decorador de interiores.

Decoración para diferentes tipos de evento

A lo largo del año hay fechas especiales que necesitan una decoración específica si quieres que tus clientes sigan eligiendo tu local en lugar de ir a la competencia. Ya sea porque son celebraciones típicas, o porque son fechas señaladas para un cliente en especial que te lo solicite, debes tener tu local comercial a la altura y superar las expectativas. Te damos alguna idea de temáticas para que estés preparado en los eventos más comunes.

Navidad

En esta época del año pueden emplearse elementos decorativos relacionados con la naturaleza para transmitir calma y tranquilidad a tus clientes en medio del ajetreo que suponen estas fechas. Ramas secas, piñas, acebos, figuras de animales como renos o ardillas, e incluso complementos artesanales para colgar y formar un árbol de Navidad. Pero si esta opción no te gusta, nunca fallarás utilizando dorados, plateados o cobres combinados con verdes, blancos y el color estrella: rojo. Llena tu local de cintas y guirnaldas brillantes, formas de copos de nieve y velas, junto con luces pequeñas para dar un toque elegante.

Fuente: pinterest

Halloween

Haz de este día un recuerdo terrorífico para tus clientes. Puedes seguir la línea clásica para decorar esta fiesta con colores naranjas, negros y rojos: coloca calabazas, murciélagos, esqueletos, telarañas o fantasmas. También con personajes como drácula, brujas o momias. No puede faltar un recipiente lleno de chucherías para los más golosos, que puedes poner de manera original imitando un caldero con pócimas o un ataúd. Y si quieres ser de lo más original, juega con luces y sombras para crear figuras encantadas.

Fuente: pinterest

San Valentín

En la fiesta del amor y la amistad, puedes poner el tipo de decorado que te más te guste para ambientarlo: playa desierta con palmeras, picnic a la orilla de un río, góndola en Venecia, noche en París…los pétalos de flores siempre quedan bien en esta fecha, y en la entrada cuelga un gran cupido junto a un jarrón con rosas que pueda coger cualquier persona para regalar a quien la apetezca. Si tu local es de restauración, crea un pequeño rincón íntimo para cada pareja, separando entre mesas con finas telas o biombos ligeros. Seguro que les encantará tener un sobrecito y un rotulador para escribir algo bonito a la otra persona.

Fuente: pinterest

Baby shower

Es un día tan tierno que indudablemente te lleva a poner tonos pastel por toda la estancia, aunque puedes combinarlo con colores más fuertes para dar contraste. Prepara una gran sorpresa a los padres: pon una cuna antigua donde los invitados dejen los regalos para el bebé, y dedica un rincón especial para que les dejen consejos. Si quieres algo más divertido, coloca cestas con pañales en los que escriban mensajes graciosos.

Fuente: pinterest

Boda 

Para matrimonios, el mejor decorado son unas mesas redondas con manteles largos y encima de ellos flores colocadas de manera que no obstaculicen la vista para poder conversar tranquilamente. En el photocall, puedes colocar un gran espejo con unas cortinas caídas a los lados y un sofá o un banco delante sin ocupar todo el espacio, para que los invitados puedan hacerse fotos en el espejo tanto de pie como sentados. Deja un rincón con hilos en forma de corazón o aro para colgar fotos con sus mejores recuerdos y para las dedicatorias. Te ganarás el cariño de los invitados poniendo un baúl con unas zapatillas o mantitas por si lo necesitan.

Fuente: pinterest

Comunión

Este día es para los niños, así que atrévete a poner un castillo hinchable, o colocar una puerta secreta que abra a un refugio lleno de juegos variados. Seguro que triunfas con un photocall en el que puedan disfrazarse. No pueden faltar mesas con golosinas, máquinas de palomitas y algodón de azúcar, junto con una caja con sobres y rotuladores donde los invitados escriban sus mejores deseos para el protagonista.

Fuente: pinterest

Ya sea una decoración fija o para cualquier evento en concreto, siempre es una buena opción decorar con elementos naturales colocados sin modificar, o retocados para dar un aire nuevo y conseguir efectos originales. Por ejemplo, troncos y ramas de árboles o flores, frutos y hojas secas. Además, para aportar un aroma especial, puedes distribuir ramas de naranjo y limonero en flor.

Una tendencia que tiene mucho éxito recientemente es combinar tela con palés, ya que son materiales muy versátiles y que ofrecen muchas posibilidades incluso sin realizar apenas cambios, simplemente modificando la forma de exponerlo. Y si prefieres dar un cambio drástico, basta con pintarlos para que tu local comercial adquiera un aire totalmente renovado.

Escribe una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *