Diferencia entre Suelo Laminado y Tarima Flotante

Si actualmente estás buscando un suelo para tu hogar o tu establecimiento, te habrás dado cuenta de que existen varias opciones. Dos de las más repetidas y utilizadas actualmente, y que a priori parecen similares, son el suelo laminado y la tarima flotante. Si no tienes claro por cual decantarte y te estás haciendo preguntas como: ¿Cuál es la diferencia entre entre ambos suelos? ¿Cuál de ellos es mejor? ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes del suelo laminado y la tarima flotante? ¿Qué diferencia de precio hay entre ambas?, tenemos la solución que buscas.

Desde Espaciodeco hemos invertido muchas horas investigando las diferencias, ventajas e inconvenientes entre ambos suelos. A continuación, te vamos a contar todo lo que necesitas saber para decantarte por una de las dos opciones.

La principal diferencia entre tarima flotante y suelo laminado es que la primera está hecha de madera natural, mientras que los suelos laminados son principalmente de materiales sintéticos, aunque existen muchas otras como veremos más adelante. Sin embargo, antes de ver las diferencias es necesario hacer una breve distinción entre el suelo laminado y la tarima flotante.

¿Qué es la tarima flotante?

La tarima flotante hace referencia a dos cosas. Por un lado, el término tarima se refiere a una plataforma hecha de madera maciza o natural, por lo que no cuenta con materiales químicos o derivados. Por otro lado, el término flotante hace referencia solamente a la forma de instalarlo, debido a que el pavimento no se encuentra pegado ni clavado, se instalan sobre el forjado, en rastreles nivelados y para ponerlo no se necesitan herramientas ni pegamentos. 

Por tanto,  podríamos decir que la tarima flotante es el pavimento de madera que no está pegado ni clavado al soporte y que generalmente está compuestas por maderas nobles y duras, para que soporte un elevado tránsito con el mínimo desgaste.

Tarima flotante roble crudo en detalle. Diferencias entre suelo laminado y tarima flotante
Tarima flotante roble crudo en detalle

También se le conoce como parquet flotante, pero es importante no confundirlo con el parquet, que está formado principalmente por madera noble o maciza, y para instalarlo es necesario hacerlo de forma directa sobre el pavimento y requiere obra. Si estás interesado en las diferencias entre parquet y tarima flotante, en este artículo las hemos analizado detalladamente.

Dormitorio con tarima flotante roble crudo.
Dormitorio con tarima flotante roble crudo.

¿Qué es el suelo laminado?

Los suelos laminados están compuestos por varias capas de diversos materiales sintéticos, de ahí que se llamen laminados (láminas), pero principalmente están formados por resinas de melamina a alta presión. 

La primera es transparente y sirve para proteger la superficie, con un acabado que suele imitar la textura de la madera u otros materiales, mientras la segunda es una capa de impresión, que sirve para darle un aspecto realista y que parezca madera natural, la tercera se trata de una capa de fibra de densidad alta o media que resiste a la humedad y, por ultimo, otra capa de refuerzo resistente a la humedad para equilibrar las lamas.

Suelo laminado pizarra negra
Suelo laminado roble suave
Cocina con suelo laminado pizarra negra
Cocina con suelo laminado pizarra negra
Vestíbulo con suelo laminado roble suave
Vestíbulo con suelo laminado roble suave

Como podemos ver en la imágenes anteriores, este tipo de suelo puede imitar infinidad de superficies, lo cual es una de sus ventajas. A continuación, nos centraremos en ver todas las diferencias entre la tarima flotante y el suelo laminado.

Tarima Flotante vs Suelo Laminado: ventajas e inconvenientes

La forma más visual para observar sus diferencias es en una tabla como la que os mostramos a continuación, en la que hemos ponderado del 1 al 4 cada una de las cualidades de ambos suelos:

Tabla comparativa: Tarima Flotante vs Suelo Laminado

 TARIMA FLOTANTESUELO LAMINADO

DURABILIDAD
3 4

PRECIO
(en este caso a menor número mejor)
[2-3]
(más caro dependiendo del tipo de madera)
[1-2]

GROSOR
4 3

MANTENIMIENTO
3 3

DISEÑO
3 4
(más variedad de diseños)

COMPOSICIÓN
3
(materiales de mayor calidad)
2

Desarrollando en profundidad el contenido visto en la tabla, podríamos destacar las siguientes ventajas e inconvenientes de la tarima flotante y el suelo laminado.

Tarima flotante

Ventajas


Inconvenientes



Suelo laminado

Ventajas


Inconvenientes

¿Qué suelo laminado elegir?

En el caso de que te hayas decantado por un suelo laminado, es necesario tener en cuenta una serie de atributos antes de elegir uno.

Color

En este aspecto existen infinidad de diseños y estilos, por lo que tendrás un amplio abanico para elegir. Si lo que buscas es conseguir luminosidad y amplitud en tu hogar, te recomendamos que elijas un tono de color claro como puedes ser el pino, el arce o la haya. En cambio si prefieres obtener una sensación acogedora y de calidez te recomendamos mejor los colores oscuros.

Revestimientos

 Existen numerosos revestimientos para los suelos laminados, que proporcionan diversos acabados para la superficie. Podríamos clasificarlos de tres maneras:

    • Acabado: podríamos distinguir entre brillantes, mates, etc.
    • Diseño: en este aspecto existe infinidad de posibilidades, pues al ser diseños impresos, realmente podrías elegir el estilo a tu gusto sin limitaciones.
    • Textura: pueden ser lisos o con relieve.

Grosor

Es necesario hacer una distinción de la habitación en la que queremos colocar el suelo laminado, principalmente en función del uso que queramos dar a cada espacio.

Para habitaciones con un uso moderado como pueden ser los dormitorios es recomendable que el grosor de la lama esté entre los 6 y los 7 mm, mientras que para habitaciones con un uso intenso, como pueden ser habitaciones infantiles, salones, cocinas, etc. es recomendable que el grosor esté entre los 7 y los 10mm y, por último, para zonas que creas que vas a darle un uso muy intenso, que pueden ser cualquiera de las mencionadas anteriormente o incluso comercios, el grosor recomendado estaría entre los 8 y los 12 mm.

Desgaste

Es fundamental  tenerlo en cuenta principalmente si el suelo laminado elegido va a utilizarse para fines comerciales, o cocinas y baños (que son los suelos que más sufren, por lo que necesitan una mayor resistencia).

¿Qué tarima flotante elegir?

Si en cambio te has decantado por una tarima flotante, también existen varios puntos importantes a tener en cuenta a la hora de elegir una. En este post hemos realizado una comparativa de las diversas tarimas flotantes que existen, junto con un análisis de las mejores marcas que te podrá ser muy útil.

¿Cuánto cuesta poner suelo laminado?

Para estimar el precio de colocar suelo laminado hay que tener en cuenta varios factores como la resistencia, el material, los m² que se quieran cubrir, la mano de obra, los zócalos y rodapies, aislante, etc.

Respecto a la resistencia, el precio puede variar según esta sea mayor.

  • Suelos AC3: gama baja de resistencia (6€/m²-7€/m²)
  • Suelos AC4: gama media de resistencia (10€/m²-20€/m²)
  • Suelos AC5: gama superior de resistencia (14€/m²-30€/m²)
El precio también puede variar según el color y el estilo del suelo. Aquí podrás encontrar una gran variedad de suelos laminado junto con sus respectivos precios. Normalmente se vende en cajas que llevar varias piezas de unos 2 m².
 
Pongamos el ejemplo de que queremos colocar suelo laminado para una habitación de 20 m², con un material de resistencia y calidad media.
 
Deberíamos comprar unos 22 m² de suelo laminado, debido a que normalmente se desperdicia un 10% por desperdicios que se producen al cortarlo. Si estimamos un precio de 15€ por m², y en cada caja vienen pieza de 2 m², el total que gastaríamos seria de 330€ (11 cajas).
 
El aislante valdría unos 1,5€ el m², y respecto a los zocalos y rodapies necesitariamos unos 25 metros. El precio de ambas cosas sería de unos 65€.
 
En el caso de contratar mano de obra dpende del instalador, pero nos podrían cobrar por m² o por hora. La media suele estar entre 20€/hora o 10€/m², por lo que habría que sumarle otros 200€.
Si por ultimo añadimos unos gastos aproximados de 20€ en adhesivos y selladores, el total nos saldría por unos 615€, o 415€ sin mano de obra.
 
Todo esto suponiendo que no fuera necesario ni nivelar ni quitar la superficie antigua, que haría que se elvase el precio total en unos 200€.

PRECIO TOTAL ESTIMADO DE PONER SUELO LAMINADO: 615€

¿Cuánto cuesta poner tarima flotante?

Si queremos estimar el precio que nos costaría poner tarima flotante, hay que tener en cuenta prácticamente los mismos factores que con el suelo laminado, pero con una gran diferencia, el precio varía enormemente dependiendo de la calidad de la madera de la tarima.

Con esto nos referimos a que existen tarimas con maderas, que van desde los 8€ /m² a los 30-40€ /m² (suelen ser sintéticas las más baratas y multicapas las de precio medio), y también existen otras que van desde los 30-40€ /m² hasta incluso los 100€ /m² (maderas macizas en su totalidad, la calidad se paga).

El precio de los demás elementos, como son la mano de obra, los m² que se quieran cubrir, los zócalos y rodapies, etc. será el mismo que en el caso de los suelos laminados, por lo que si ponemos el ejemplo de poner tarima flotante en un suelo de unos 20 m², el desglose y el precio que nos costaría sería el siguiente:

PRECIO TOTAL ESTIMADO DE PONER TARIMA FLOTANTE (Multicapa): 945 €

Si utilizásemos madera maciza, el precio se elevaría considerablemente, por ejemplo si utilizamos una tarima flotante de madera maciza de unos 90 €/m², solo el coste de la tarima sería de 1980 €, por lo que la suma de precio total ascendería a:

PRECIO TOTAL ESTIMADO DE PONER TARIMA FLOTANTE (Maciza): 2265 €

Como podemos observar, la gran diferencia de precio se encuentra en el material principal del que queremos que sea nuestro suelo, ya sea laminado o tarima.  Entre estos dos existen diferencias económicas, siendo normalmente más baratos los suelos laminados que las tarimas flotantes. Respecto a estas últimas hay una gran diferencia de precios entre las de menor calidad (sintéticas), y las de mayor calidad (macizas).

¿Cómo limpiar la tarima flotante?

Su limpieza es una tarea sencilla, pero requiere seguir una serie de pautas para no correr el riesgo de dañarla.

  1. El primer paso es pasar la aspiradora, la mopa o barrer para quitar el polvo y la suciedad superficial. Recuerda siempre pasar hacerlo en el sentido de las laminas de la tarima, para así evitar la acumulación de polvo entre las ranuras. 
  2. El segundo paso es llenar un cubo de agua limpia, y a poder ser destilada. Después añadiremos cualquier detergente friegasuelos hasta que genere un poco de espuma.
  3. En tercer lugar, habrá que escurrir bien la fregona y pasarla en dirección de las láminas, igual que el aspirador, para así evitar que se quedé suciedad entre estas, y evitar también cercos de agua. Recuerda ejercer cierta presión sobre la tarima para limpiarla en profundidad.
  4. A continuación, debemos lavar la fregona continuamente (cada 5 metros cuadrados aproximadamente), para tratar de evitar que la suciedad de la fregona torpedee el proceso, y volver a repetir el tercer paso.
  5. Para finalizar debemos limpiar el detergente que hemos aplicado, después de esperar unos minutos. Para esto debemos llenar el el cubo de agua limpia y pasar la fregona de manera similar al paso 3.
  6. Como truco extra te recomendamos que en el último paso añadas un tapón de vinagre blanco o incluso alcohol, pues al contener acido acético hace que no se dañe la tarima flotante con los residuos alcalinos del detergente.

Si quieres que tu tarima quede brillante te recomendamos que nunca uses productos químicos o abrasivos, no la pulas o apliques cera en la tarima, pues solo conseguirías dañarla y que se quede resbaladiza y pegajosas.

Lo que debes hacer en su lugar es mezclar en un cubo agua templada o caliente con un chorro de vinagre de manzana, removerlo con la fregona, y pasarlo por el suelo en dirección de las laminas, dando más importancia a las que tengan menos brillo. Así conseguirás un acabado brillante sin dañar la tarima.

¿Cómo limpiar suelo laminado?

A la hora de limpiar el suelo laminado, los pasos a seguir son exactamente los mismos, sobre todo haciendo hincapié en que cuando menos agua utilicemos mejor. Con esto hacemos referencia a que es fundamental escurrir muy bien la fregona, o incluso utilizar una mopa húmeda.

También te recomendamos este kit de limpieza, que incluye lo fundamental para tener tu suelo laminado impecable en todo momento.

Suelo laminado ¿Con bisel o sin bisel?

Tanto en suelos laminados como en tarimas flotantes seguro que has oído hablar de si son mejores instalarlos con bisel o sin bisel. En primer lugar es necesario definir el bisel como una ranura que separa las laminas del suelo, a lo largo y a los ancho, y que forma un pequeño desnivel entre ellas, para que visualmente impacte más y se diferencia de un suelo liso, en el que el diseño es totalmente plano.

Pues bien dicho esto, la decisión de poner o no bisel en el pavimento que escojas es meramente estética y decorativa. Es verdad que en caso de darle mucho uso al suelo puede disimular el desgaste, pero realmente solo sería útil en locales comerciales y establecimientos públicos. También en ocasiones sirve para disimular algún defecto en la instalación de la tarima.

En términos de acumulación de suciedad no debes preocuparte, ya que los biseles no acumulan suciedad, al ser las ranuras de 1mm de ancho como máximo, por lo que no afectará a la calidad de los revestimientos del suelo. En lo único que debes tener precaución es en el uso excesivo de agua al limpiar, pues si esta se acumulase en las ranuras podría penetrar en el suelo y deteriorarlo.

Como podemos observar existen distintos estilos de bisel, pero eso ya lo dejamos a tu elección.

Suelo laminado y puertas

Una vez instalado nuestro suelo laminado o nuestra tarima flotante es posible que nos falte la zona del marco de la puerta, ya sea que no sepamos como colocarlo o que la puerta no abra y cierre bien. Lo ideal es instalar el suelo antes que las puertas de paso, pero en caso de que ya estuvieran antes de realizarlo existe una solución muy útil.

Principalmente lo que tenemos que hacer es medir lo que va a subir nuestro suelo sumando tanto el film como el espesor del suelo laminado, y después, con una recortadora, cortar a esa altura el marco de la puerta.

En este video se muestra el sencillo proceso a la perfección:

Conclusiones

En resumidas cuentas, si quieres algo más económico y buscas un acabado en un material distinto a la madera o incluso imitación de madera, elige un suelo laminado. Por el contrario, si buscas un acabado en madera más realista, de mejor calidad y tienes un presupuesto más amplio, decántate por colocar tarima flotante en tu casa. 

1 Comentario

    Diferencia entre Parquet y Tarima Flotante - Espaciodeco Blog

    25th Feb 2021 - 09:11

    […] buscas conocer los precios de las tarimas flotantes, te recomiendo el siguiente artículo, que además te permitirá profundizar en las diferencias existentes entre los suelos laminados y […]

Escribe una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *