Ideas para decorar tu casa - Espaciodeco.com

Cómo debe ser tu oficina

Si contaras las horas que pasas en tu oficina te asustarías. Suman la mayoría de tu vida ... ¿O no? Por eso es importante que sea un espacio agradable, cómodo, práctico ... ¿Y cómo lo consigues? Aquí te lo contamos todo.

Adapta tus muebles a tus necesidades

Te has enamorado de una mesa estupenda que sube y baja con un botón. Es enorme, pero seguro que la puedes meter en tu oficina, ya te apañarás con el archivador ... Tu amigo se ha mudado de oficina y le sobran unas sillas que están bien pero son bastante antiguas y no crees que se adapten a tu talla ... ¡No! No metas esos muebles en tu oficina. Son demasiado grandes y te destrozarán la espalda.

A la hora de decorar tu oficina debes pensar: cuántos metros tengo y qué necesito. Y los muebles se deben adaptar a ti. No tú a ellos.

Hay dos muebles clave: la silla y la mesa. Necesitarás una silla ergonómica que se adapte a tu cuerpo y una mesa con la altura y medidas perfectas. Aquí te damos unos consejos.

Sobre SILLAS

Fíjate en estos detalles:

El asiento: lo ideal es que sea regulable para adaptarlo al respaldo. Debes poder modificar la colocación del asiento respecto al respaldo para que tu abdomen no se comprima porque te causaría problemas de circulación y digestivos. Debe ser también lo suficientemente ancho para que puedas sentarte bien en la parte central y tener espacio alrededor.

La parte delantera debe estar inclinada hacia abajo para no oprimir a la parte posterior de las rodillas ni dificultar la circulación de las piernas. La profundidad del asiento no debe dificultar la utilización del respaldo.

El respaldo: cuando pruebes tu silla ajústala a la espalda para asegurar que tu zona lumbar descansa bien. Escógela regulable en inclinación y altura. Debe cubrir toda la espalda.

Si no vas a trabajar más de cinco horas seguidas puedes optar por un respaldo basculante, pero si tu jornada laboral es más larga es mejor que pruebes una silla sincronizada en la que el respaldo bascula a la vez que el asiento se desliza adelante o atrás, así evitarás posturas de comprensión de la columna o abdomen.

El apoyabrazos: debes poder apoyarte en ellos y sentirte cómodo. Lo ideal es que los brazos formen un ángulo de 90 grados y los codos y antebrazos descansen bien. Nunca dejes que te opriman las caderas ni que te impidan colocarte bien frente a la mesa.

Si puedes, escoge una silla que permita variar la altura y posición del apoyabrazos y regule su separación con el asiento de la silla.

La base: una silla con ruedas te permitirá moverte de la mesa al archivador con más soltura, eso sí, si escoges una silla con ruedas fíjate en que tenga cinco puntos de apoyo para que sea estable.

El tapizado: el tapizado debe ser transpirable, resistente, que permita el paso de la humedad y evite el calor. Escoge un material que se pueda limpiar fácilmente. Normalmente las sillas están tapizadas con algodón, pero acumulan polvo y son más difíciles de limpiar. El tevinil y otras telas sintéticas son fáciles de limpiar pero acumulan humedad y pueden causar calor.

El reposapiés: normalmente la silla no viene con reposapiés, pero es un elemento que te servirá para tomar la postura correcta para trabajar, así que puede ser conveniente que compres uno junto a la silla. La inclinación ha de ser regulable y estar hecho con materiales antideslizantes que permitan que el reposapiés se fije bien al suelo y también sujetes bien tus pies.

Otro elemento esencial al decorar una oficina de trabajo es la mesa. Sea grande o pequeña, una oficina necesita una mesa. El tamaño de la mesa lo decides tú porque tú sabes mejor que nadie cuáles son tus necesidades, pero déjanos darte algunos consejos sobre su ergonomía.

Sobre MESAS

Tamaño Mínimo: tu mesa debe tener como mínimo 120 cm de anchura y 80 cm de profundidad si es rectangular. Si tiene otras formas deberías fijarte en que tenga un área de 0,96 m2 como mínimo. Si trabajas con un ordenador la profundidad no debería ser menor porque el monitor quedaría demasiado cerca de tus ojos y habría también poco espacio para el teclado. Si usas una pantalla plana (TFT) en lugar de una de rayos catódicos quizá podrías hacer una excepción. No obstante, siempre debe haber al menos 10 cm libres entre el borde de la mesa y el teclado y 40 cm entre tus ojos y la pantalla.

Altura: la altura superior del tablero debe ser de entre 70,5 cm y 73,5 cm.

Espacio: debajo de la mesa debe haber espacio para mover las piernas con libertad. Para concretar en centímetros, se podría dejar un espacio mínimo de 65 cm de altura en los primeros 20 cm de profundidad desde el borde de la mesa hacia dentro y 55 cm entre los 20 cm y los 45 cm de profundidad (para las piernas). También debería dejarse un espacio adicional para los pies (12 cm de altura) hasta por lo menos 60 cm de profundidad.

Ilumina bien

Hasta hace poco todas las oficinas se iluminaban igual: filas de tubos fluorescentes en serie dentro de un galerón enorme. Ahora la cosa ha cambiado. Primero se ha de mirar cómo es la oficina y qué tipo de trabajo se hace y luego se organiza la iluminación.

Lo ideal es tener diferentes niveles de iluminación. Combinar un alumbrado general con otro focalizado para el puesto de trabajo. SI se usan luminarias de iluminación indirecta o de baja reflectancia para el alumbrado general se disminuirán además los niveles de tensión y distracción.

Para la iluminación del puesto de trabajo se puede utilizar un flexo que oriente la luz según las necesidades. Eso sí, se debe situar de forma que se eviten los destellos en superficies brillantes como puede ser la pantalla del ordenador. 

También se debe considerar la posibilidad de incorporar un sistema de iluminación de intensidad regulable para ir cambiando su intensidad dependiendo de la hora del día. Y, recuerda, siempre que puedas, aprovecha la luz natural que entra por las ventanas o incluso por el techo.

Usa tonos cómodos y agradables

Las oficinas normalmente se pintan en gris y blanco porque no molestan a los trabajadores, pero tampoco estimulan su creatividad. Hay una serie de tonalidades que, además de hacer que tu oficina sea estéticamente más bonita, te ayudarán a trabajar mejor a ti y a tus empleados o compañeros. Aquí te lo decimos:

Tonos marrones, tierra, beige ... tienen efectos relajantes.

Naranja: favores la interacción con los demás de una forma informal.

Amarillo: favores la actividad del cerebro y estimula la comunicación.

Azul: es bueno para oficinas con ambientes estresantes porque calma el ánimo.

Verde: favorece la creatividad, concentración, relajación y el trabajo individual.

Combina estos colores para crear un espacio agradable que estimule la creatividad y concentación. Y no tiene que ser sólo con la pintura de las paredes. El mobiliario y los complementos (cuadros, alfombras, esculturas ...) deben ir en sintonía con el espacio de trabajo.

Personaliza

Si compartes la oficina con más personas debes dejar libertad para que cada uno customice tu zona de trabajo. Que traiga fotos de la familia o del último viaje o la bufanda de su equipo de fútbol ... que cree su 'mini hogar' en la oficina. Así se sentirá más a gusto al entrar cada día por la puerta.

Y lo mismo aplica a ti. Coloca en tu mesita ese recuerdo de las últimas vacaciones o la foto de tu niña.

Si alguno de la oficina hace unas fotos chulísimas o pinta cuadros estupendos, que los traiga y decore las paredes con su arte. Incluso puedes montar exposiciones temporales con el arte de cada empleado.

¿Quieres darle un aire nuevo a tu oficina?

Contrata aquí tu decorador online o Pide Más información

Comenta, opina y/o pregunta sobre "Cómo debe ser tu oficina"

Reforma un piso de
m2 por solo

Selecciona las reformas que quieres incluir en el presupuesto:
Suelo laminado

Desde 29 Eur m2 (9 Eur material + 20 Eur mano de obra) x 60 m2

Pintar paredes
2.280€

Desde 6 Eur/m2 solo pintar (0,5 Eur material + 5,5 Eur mano de obra) y desde 13 Eur/m2 enyesar y pulir las paredes x 120 m2.

Pintar techo

Desde 6 Eur/m2 (0,5 Eur material + 5,5 Eur mano de obra) y desde 13 Eur/m2 enyesar y pulir techo x 60 m2.

Cocina nueva
0€

Cocina pequeña ( m2) completamente instalada y equipada (gama media de electrodomesticos, encimera de Silestone y mobiliario en madera aglomerada con acabado de formica,). * Agua, electricidad, desagües, obra civil (suelos y techos) no incluídos.

Baño nuevo
0€

Un baño. Incluye suelos, paredes e instalaciones (retirando material existente), con ducha, mueble de baño e inodoro.

Total 5.520

Si deseas realizar una reforma integral, añadiendo además toda la instalación eléctrica, puertas y ventanas, armarios empotrados, caldera/ calefacción o climatización, enlucidos, alicatados de cocina, solados de cocina, demoliciones de todo, fontanería, cocina, saneamiento cocina, rodapiés, mamparas, permisos (contenedor, boletín eléctrico, gas...) conviene que vaya un profesional a ver el piso pero calcula mínimo 500 Eur por m2.