Decoración de interiores en un piso setentero

A veces la decoración de interiores se enfrenta a obstáculos a priori insalvables, como paredes maestras o bajantes inamovibles. En la elegante reforma de este piso de los 70, transformamos los obstáculos en compañeros de viaje de una historia con final feliz ...

Un hogar para una periodista y un empresario

Una pareja joven, sin hijos, ella periodista freelance y él empresario, querían montar su primera vivienda en un piso propiedad de la familia de uno de ellos. La vivienda se emplaza en la última planta de un bloque residencial de 3 viviendas por planta, construido el año 1971, sin ningún interés digno de mención, ni en la arquitectura ni en los materiales, salvo unas interesantes vistas hacia las montañas del Prepirineo. La superficie construida es de 109,50 m2, incluyendo dos terrazas.

Decoración de interiores en salón setentero

Superando las barreras arquitectónica de otra época

Los condicionantes físicos a la hora de abordar un proyecto que rompiera los esquemas propios de la época que se construyó la casa eran importantes, debido a que la estructura del edificio no permitía liberar la planta ni disolver a voluntad la distribución, que pertenecía todavía a una concepción mental propia del siglo XIX. Era una estructura de paredes de fachada y centrales de carga, sustentadas desde la planta baja.

A esa dificultad se unían otras, todas lógicas, como la siempre necesaria dependencia de la posición de las bajantes, que no permitía alejarse demasiado del lugar que ocupaban los antiguos baños y la cocina (transformados finalmente como se aprecia en las fotografías).

Decoración de interiores en baño

Decoración de interiores en baño

Decoración de interiores en cocina

Decoración de interiores en cocina

Por otro lado, la distribución original se basaba en una estricta obediencia a la zonificación día-noche y a la jerarquización de las funciones. ¡Cuanto daño ha hecho, durante años, el sagrado deber de la apariencia y la representación!

¡Cuantas situaciones anecdóticas, que no se producen casi nunca, esgrimen algunos proyectistas para protegernos, escondiendo su incapacidad! Para algunos, pensar el proyecto se ha convertido en una introducción de elementos de protección totalmente fuera de lugar: protección de supuestas miradas, protección de los cantos, protección de caídas, protección de olores ..., protecciones, algunas, absolutamente innecesarias hoy en día y, otras, valorables en función de lo que se gana y lo que se pierde con ellas.

¡Cuántas oportunidades perdidas a causa de este espíritu protector! Ejerce una acción represora, muchas veces infundada, que en lugar de enseñar a vivir plenamente, de acuerdo con las reales posibilidades que permiten los tiempos, retrasa la implantación de modos de vida más despreocupados, mientras pregona clichés y valores superados.

Definiendo la atmósfera del hogar

Los propietarios tenían claro el programa de necesidades y una noción vaga pero suficiente de cómo no debía ser su vivienda. El programa, simple, debería constar de una sala-comedor, una cocina, un dormitorio con baño, un estudio y un baño de cortesía.

Decoración de interiores en comedor

Decoración de interiores en dormitorio

Encontrando el equilibrio entre dos sensibilidades

Deseaban aprovechar al máximo las terrazas. Diferían un poco en el modo de percibir la atmosfera de la vivienda. Mientras él abogaba por los espacios amplios, blancos y abiertos, ella los prefería de color y controladamente comunicados. La redacción del proyecto asumió el compromiso de encontrar un equilibrio entre ambas sensibilidades y de tener en cuenta, como un posible valor, la aportación contundente de las paredes de carga, intocables.

Decoración de interiores en pasillo

La primera decisión fue formalizar un espacio único donde deberían convivir dos órdenes. Uno, el de las paredes de carga manteniendo la relación de macizos y huecos sin puertas y, el otro, el que establece el mobiliario blanco trazado según la estricta conveniencia que define el nuevo espacio.

De este modo, en lo nuevo sigue presente lo anterior pero sin llegar a marcar el resultado formal. Este, se construye con un diálogo tenso entre lo nuevo, que se hace un lugar y organiza el espacio y lo antiguo, que no renuncia a estar presente.

El estudio, separado de la sala por una mampara blanca con correderas, puede ser sólo un estudio o transformarse parcialmente en dormitorio, incluso ligeramente privatizado mediante una tela screen escondida totalmente en el falso techo, con funcionamiento automático.

Decoración de interiores en despacho

En algunas partes se bajaron los techos para pasar el aire acondicionado y crear espacios para la iluminación indirecta, dimerizable, deteniendo el falso techo antes de llegar a la pared.

Se introdujo vidrio sin enmarcar para convertir la piel opaca del revestimiento de yeso o mortero en una superficie translúcida que transmite la luz natural en todas direcciones y, con la luz artificial, convierte el muro en pantalla de luz que revela, sin desvelar, la vida que hay al otro lado del paramento. Así sucede en los baños, en la cocina y en el dormitorio.

Los baños son de Corian blanco y las paredes van revestidas con pintura epoxi en lugar de baldosas. Los falsos techos van pintados en colores de la gama mediterránea (ocre, tierra, siena...), remarcan la función que alojan debajo, introducen calidez y responden a la aspiración de la propietaria, interesada en el color, sin renunciar al tratamiento general básicamente blanco.

Por lo demás, todo es el blanco de las paredes, del resto de los techos y de los muebles y armarios integrados, roto solamente por los muebles móviles de madera de nogal y el pavimento gris de piedra de Bateig que cubre todo el suelo y termina en las terrazas formando una jardinera del mismo material con troncos de pino donde trepan unas hiedras, como ocurre en los bosques vecinos situados tan solo a media hora del lugar.

Decoración de interiores en dormitori

Fotografía: David Cardelús

Comenta, opina y/o pregunta sobre "Decoración de interiores en un piso setentero"



Al hacer click en "Enviar" acepto los
Términos y Condiciones de uso y nuestra Política de Privacidad

Reforma un piso de
m2 por solo

Selecciona las reformas que quieres incluir en el presupuesto:
Suelo laminado

Desde 29 Eur m2 (9 Eur material + 20 Eur mano de obra) x 60 m2

Pintar paredes
2.280€

Desde 6 Eur/m2 solo pintar (0,5 Eur material + 5,5 Eur mano de obra) y desde 13 Eur/m2 enyesar y pulir las paredes x 120 m2.

Pintar techo

Desde 6 Eur/m2 (0,5 Eur material + 5,5 Eur mano de obra) y desde 13 Eur/m2 enyesar y pulir techo x 60 m2.

Cocina nueva
0€

Cocina pequeña ( m2) completamente instalada y equipada (gama media de electrodomesticos, encimera de Silestone y mobiliario en madera aglomerada con acabado de formica,). * Agua, electricidad, desagües, obra civil (suelos y techos) no incluídos.

Baño nuevo
0€

Un baño. Incluye suelos, paredes e instalaciones (retirando material existente), con ducha, mueble de baño e inodoro.

Total 5.520

Si deseas realizar una reforma integral, añadiendo además toda la instalación eléctrica, puertas y ventanas, armarios empotrados, caldera/ calefacción o climatización, enlucidos, alicatados de cocina, solados de cocina, demoliciones de todo, fontanería, cocina, saneamiento cocina, rodapiés, mamparas, permisos (contenedor, boletín eléctrico, gas...) conviene que vaya un profesional a ver el piso pero calcula mínimo 500 Eur por m2.