Homenaje a los hogares alegres y sociales

Teníamos una vivienda antigua, de 75 m2, con un pasillo desbordante. Y debíamos reformarla íntegramente para adaptarla a la vida moderna sin borrar por ello su historial arquitectónico. Es nuestro homenaje particular a los hogares luminosos y abiertos. Porque son hogares alegres y sociales. Pasa a ver uno de ellos.

El reto: distribuir, iluminar y socializar

La reforma tenía una estrategia a tres bandas:

1.- Mantener el número de estancias por si se vende el piso en unos años.

2.- Mejorar la distribución e iluminación.

3.- Difuminar el pasillo integrándolo y haciéndolo protagonista de la vivienda como elemento comunicador y vivible.

¿Se podría mejorar su distribución sin reducir el número de estancias? 
¿Y comunicar los espacios públicos y privados sin perder intimidad? ¿Se podría superponer texturas y acabados manteniendo una atmósfera visual ligera? Sí, se pudo. La reforma de este piso barcelonés nos demostró que el diseño y la experiencia de los interioristas no están reñidos con los presupuestos ajustados o las viviendas de menor tamaño.

Un hogar con zona privada y pública

Teníamos 75 m2 con los que jugar para lograr un hogar moderno, cómodo y práctico. Y aplicamos el sentido común, dividir la casa en dos zonas: una privada y otra pública optimizando al máximo su comunicación y recorrido de un área a otra. El ala de la fachada principal de la vivienda la reservamos para la zona social. Originalmente estaba dividida y se perdía mucha luz natural y metros.

salón antes

La reforma abrió la estancia a un gran salón-comedor con zona de estudio.

Salón

Un comedor-salón-zona de estudio que refleja el espíritu del hogar

Aquí vive y se refleja el espíritu de la vivienda: luz natural a raudales, una pared de ladrillo visto y pavimento de baldosa hidráulica recuperada y pulida que nos recuerda la herencia histórica y arquitectónica del edificio catalogado y una estupenda mesa de madera abierta a las reuniones con los amigos.

comedor

Es precisamente sobre la mesa del comedor donde destaca una lámpara con carril superior que permite adaptarla a diferentes usos y que pende desde un techo de bovedilla catalana con vigas de madera restauradas.

comedor

La pared del fondo se ha reservado para zona de estudio que disfruta de la luz natural y vistas al Passeig Sant Joan.

Zona de estudio en comedor

Una cocina abierta al comedor

A pocos pasos del comedor, se plantea, sin que medien puertas o cerramientos adicionales, la cocina. Un gran cambio para una cocina que antes era privada y técnica.

cocina antes

Y ahora tiene una estrecha relación visual con el comedor. Aprovecha toda la luz de la fachada principal y gana los metros que antes ocupaba el pasillo.

cocina integrada con comedor1

La pequeña barra, que prevé uso por ambos lados, difumina la frontera entre ambas estancias, y la fotografía de autor en la pared opuesta, logra dar perspectiva y continuidad al estilo propuesto.

cocina con barra

La cocina, cada vez más un sitio de reunión para las familias, dónde no cocina únicamente la madre, ni los que cocinan lo hacen solos, alberga hoy en día actividades muy diversas: Aquí, desde luego cocinamos, pero aquí también comemos, hacemos la colada, leemos el periódico, miramos el ipad, trabajamos, tomamos una copa con amigos, y un larguísimo etcétera.

cocina

El que los clientes puedan hoy hacer todo esto en un espacio diáfano, bien iluminado y con vistas es uno de los logros de este proyecto.

cocina con barra

Un dormitorio con un nuevo estatus

La habitación principal de la vivienda, en su nuevo estatus de dormitorio 'en suite' tiene una doble vertiente: acceso privado hacia el cuarto de baño junto a su vestidor y una relación visual 'íntima' entre la ducha y el dormitorio, que al estar separados tan sólo por un vidrio y una veneciana de madera, permite jugar con la entrada de luz y la intimidad/sensualidad en ambas zonas.

dormitorio

Es un dormitorio de estética neutral, como el resto de la vivienda, con un elemento central que llama poderosamente la atención: un cabecero de cama revestido con un impresionante gráfico “pixelado” en tela, diseño de Cristian Zuzunaga.

Un baño dividido en dos

Lo que antes era un baño anodino y mal iluminado.

Baño

Se ha transformado en un baño dividido en dos. En la parte delantera hay dos lavabos (uno para cada uno de los propietarios de la casa) y la parte parte más íntima se ha reservado para el inodoro y ducha.

baño

Continuando con el discurso formal vinculado a la forma de pixel aplicado en el dormitorio, los revestimientos de azulejo blanco y turquesa se disponen con un despiece de 10x10cm.

baño con lavabo

Y qué pasó finalmente con el pasillo ...

Pero, ¿qué es lo que finalmente pasó con el pasillo original de la vivienda?

pasillo

Se abrió a la casa y cedió los metros que le sobraban a las estancias que lo necesitaban.

pasillo con vista casa

¿Y si lo vemos todo en movimiento?

Fotografía: Víctor Hugo

Comenta, opina y/o pregunta sobre "Homenaje a los hogares alegres y sociales"



Al hacer click en "Enviar" acepto los
Términos y Condiciones de uso y nuestra Política de Privacidad

Reforma un piso de
m2 por solo

Selecciona las reformas que quieres incluir en el presupuesto:
Suelo laminado

Desde 29 Eur m2 (9 Eur material + 20 Eur mano de obra) x 60 m2

Pintar paredes
2.280€

Desde 6 Eur/m2 solo pintar (0,5 Eur material + 5,5 Eur mano de obra) y desde 13 Eur/m2 enyesar y pulir las paredes x 120 m2.

Pintar techo

Desde 6 Eur/m2 (0,5 Eur material + 5,5 Eur mano de obra) y desde 13 Eur/m2 enyesar y pulir techo x 60 m2.

Cocina nueva
0€

Cocina pequeña ( m2) completamente instalada y equipada (gama media de electrodomesticos, encimera de Silestone y mobiliario en madera aglomerada con acabado de formica,). * Agua, electricidad, desagües, obra civil (suelos y techos) no incluídos.

Baño nuevo
0€

Un baño. Incluye suelos, paredes e instalaciones (retirando material existente), con ducha, mueble de baño e inodoro.

Total 5.520

Si deseas realizar una reforma integral, añadiendo además toda la instalación eléctrica, puertas y ventanas, armarios empotrados, caldera/ calefacción o climatización, enlucidos, alicatados de cocina, solados de cocina, demoliciones de todo, fontanería, cocina, saneamiento cocina, rodapiés, mamparas, permisos (contenedor, boletín eléctrico, gas...) conviene que vaya un profesional a ver el piso pero calcula mínimo 500 Eur por m2.