Una casa con corazón verde

Cuando se quiere ganar sensación de amplitud en espacios reducidos se eliminan las particiones innecesarias, se hace una anexión de espacios de circulación a estancias con vocación práctica y se las conecta con el exterior. Este discurso formal que parece que se está convirtiendo en norma desde la popularización del loft, no agota sus potenciales beneficios cuando se instala en viviendas de mayor tamaño. Prueba de ello es ésta reforma integral de una vivienda de 300m2, en la localidad de Benicassim de la costa Valenciana.

En este proyecto Egue y Seta intenta probar esta teoría en un contexto menos obvio, uno en donde las habitaciones originalmente espaciosas no clamaban a priori por mayor apertura. El resultado va más allá de garantizar las dimensiones mínimas para la vida. Intentar en provocar una sensación de bienestar espacial y de confort visual que está mas relacionado con la integración, la versatilidad y la libertad de movimiento que con los centímetros.

Así se veía la casa antes de nuestra intervención.

jardín

jardín

salón

cocina

escalera

Y este fue el proyecto que demuestra que los opuestos no siempre se atraen, que la amplitud inicial no demanda necesariamente contención espacial y que todos los espacios, sin importar cuan generosas sean sus dimensiones, siempre resultarán beneficiados cuando se les dota de vistas generosas, de accesos amplios y sencillos; de mobiliario versátil y funcional; y de revestimientos asociados a estéticas que por mixtas los hagan equilibrados, atemporales y universales. 

plano distribución planta baja

distribución plano planta 1

Seguimos una única estrategia en todo el hogar:

A.- Anexión visual de estancias contiguas.

B.- Articulación de los espacios de circulación a través de espacios verdes interiores.

C.- Revestimientos de suelos, paredes y techos que cuando se prolongan de una estancia a otra sirven de 'puente' y transición visual entre ámbitos espaciales y cuando se interrumpen plantean una barrera permeable y blanda que promueve la libertad de movimiento.

A nivel estilístico la propuesta es homóloga: lo industrial y lo tradicional, lo contemporáneo y lo vernáculo dialogan armónicamente, discurriendo de forma continua a ratos y haciendo las pausas necesarias para evitar la cacofonía o el ruido.

Visita a la casa

El jardín, origen y corazón

Iniciamos la visita a la casa por su jardín perimetral. Es un 'cinturón verde' con piscina y terraza que se cuela en el hogar por las ventanas ampliadas que se hicieron en la reforma. Porque ésta es una casa con corazón verde.

jardín

jardín

jardín

La cocina, salón y comedor unidos por las vistas

Instalamos el comedor en la antigua terraza que ahora está acristalada. Comparte espacio con la cocina, inmediatamente anexa y sin particiones, y el salón. Todos miran al jardín. Uno casi se olvidaría de que está junto al mar de no ser por salobre aroma de la brisa que pasea por la casa a través de la cuadrícula de hierro colado que enmarca la transparencia de las ventanas.

Entre estas estancias se levantan apenas las divisiones estructuralmente necesarias para soportar los tres niveles superiores. Su delimitación visual se logra sólo a través del cambio de pavimentos, los revestimientos de paredes y las alturas de los techos.

En el salón predomina la calidez de la madera que sobre los muros circundantes parece abrazar un sofá en “L” de líneas puras y color profundo. Ahí justo hay un módulo empotrado de vocación mixta: almacenaje, consola audiovisual y chimenea. El hormigón del pavimento y la serena grisura del techo rebasan los límites del propio salón, y siguiéndolos nos plantamos en el comedor sin haber atravesado puertas o umbrales. Nos encontramos entonces con una mesa de roble natural sobre estructura de hierro ubicada en las inmediaciones de una espacio expansivo que está convenientemente integrado a la cocina al tiempo que rodeado de jardín.  

La cocina a su vez, rompe la continuidad de los revestimientos planteados y apuesta por una atrevida combinación de acabados cerámicos tradicionales, aceros brillantes e industriales y elementos decorativos domésticos. Se lee dentro del conjunto como un universo aparte en el sentido estilístico, aunque espacialmente se encuentre absolutamente integrado.

Es esta integración la que nos permite estar al tiempo en dos estancias, movernos de una a otra sin apenas percibirlo, y acceder a las comodidades que cada una ofrece de forma simultanea. Dichos recorridos cortos, automáticos e inconscientes se realizan todos alrededor de un pequeño jardín interno, que siendo el vértice circulatorio de la casa, articula toda la planta baja y sus estancias. A su derecha encontramos un aseo de cortesía cuya honestidad material y economía visual convierten en un retiro de serenidad; dos dependencias de servicio y almacenaje, y por último, la caja de la escalera que nos lleva a la primera planta.

salón

salón

cocina con salón

cocina

cocina

cocina

cocina

cocina con comedor

comedor con cocina

comedor con cocina

comedor con cocina

comedor acristalado

comedor acristalado

baño

Los dormitorios en la naturaleza

En las plantas superiores nace un jardín interno, eje de circulación y elemento decorativo visual para todas las estancias que tienen particiones transparentes de cristal.

Estamos en la zona de relax y descando del hogar. Una habitación principal 'en suite' plantea una cama doble en una posición central apoyada contra un cabecero de roble impreso que ofrece espacio de almacenamiento, iluminación para la lectura antes de dormir, y la necesaria separación del cuarto de baño ubicado inmediatamente detrás.

Hasta él nos llevan el pavimento de roble que se prolonga por toda la planta de la habitación hasta topar con los alicatados típicos de las estancias húmedas, y que en este lavabo, en reluciente color blanco, propagan la luz natural que proviene de dos ventanas simétricamente ubicadas a los lados de una amplia ducha común, ventilando directamente las áreas separadas de un cuarto de baño con lavamanos e inodoros dobles. En frente de la cama un vestidor abierto, cuyas paredes ofrecen todo el mobiliario que necesitan aquellos que disfrutan de vestir bien y desvestirse en comodidad.

La habitación principal comparte planta con otras cuyas dimensiones menos generosas obligan a la utilización de un baño común que combina un atrevido colorido, la calidez de la madera y la iluminación indirecta con la limpieza del azulejo biselado y de color blanco.

Todas las habitaciones disfrutan de vistas sobre los jardines perimetrales de la vivienda y el jardín interior. Se emplazan sobre el mismo pavimento de roble que recorre toda la zona privada de la casa y plantean ambas la posibilidad de la ocupación doble. Pero al decorarlas se optó por utilizar un único color de revestimiento de techos y pared de cabecero para reforzar la continuidad, la sensación amplitud y el protagonismo de los planos arquitectónicos mediante el acento cromático y lumínico.

patio

patio

dormitorio

dormitorio con vestidor

dormitorio con vestidor

dormitorio con lavabo

dormitorio

dormitorio

baño

baño

baño

baño

baño

Comenta, opina y/o pregunta sobre "Una casa con corazón verde"



Al hacer click en "Enviar" acepto los
Términos y Condiciones de uso y nuestra Política de Privacidad

Reforma un piso de
m2 por solo

Selecciona las reformas que quieres incluir en el presupuesto:
Suelo laminado

Desde 29 Eur m2 (9 Eur material + 20 Eur mano de obra) x 60 m2

Pintar paredes
2.280€

Desde 6 Eur/m2 solo pintar (0,5 Eur material + 5,5 Eur mano de obra) y desde 13 Eur/m2 enyesar y pulir las paredes x 120 m2.

Pintar techo

Desde 6 Eur/m2 (0,5 Eur material + 5,5 Eur mano de obra) y desde 13 Eur/m2 enyesar y pulir techo x 60 m2.

Cocina nueva
0€

Cocina pequeña ( m2) completamente instalada y equipada (gama media de electrodomesticos, encimera de Silestone y mobiliario en madera aglomerada con acabado de formica,). * Agua, electricidad, desagües, obra civil (suelos y techos) no incluídos.

Baño nuevo
0€

Un baño. Incluye suelos, paredes e instalaciones (retirando material existente), con ducha, mueble de baño e inodoro.

Total 5.520

Si deseas realizar una reforma integral, añadiendo además toda la instalación eléctrica, puertas y ventanas, armarios empotrados, caldera/ calefacción o climatización, enlucidos, alicatados de cocina, solados de cocina, demoliciones de todo, fontanería, cocina, saneamiento cocina, rodapiés, mamparas, permisos (contenedor, boletín eléctrico, gas...) conviene que vaya un profesional a ver el piso pero calcula mínimo 500 Eur por m2.