Sobre nosotros

¿Se ha fijado en que la silla es la pieza que acostumbra a competir, en número, con el resto de muebles de un ambiente? ¿Qué siendo a la vez útil y decorativa puede realzar o romper la estética de una sala, habitación, despacho? ¿Qué la incomodidad que genera una silla que no tenga la calidad suficiente, es una barrera física en una reunión? ¿Cuántas veces no ha disfrutado de una comida en un restaurante porque la silla no “acompañaba”? ¿Se ha preguntado la cantidad de horas que pasamos sentados? ¿Y qué pasa cuando no hay suficientes? Todas estas reflexiones nos las hicimos en 1990, cuando se inauguró SIT DOWN. Tiendas de muebles había muchas. Nosotros queríamos dar un servicio distinto: sillas, ¡única y exclusivamente!

Contacta

¿Tienes alguna duda?